Nos vamos a la Escuela RACC de Conducción Segura con nuestros fans de Facebook

Nos vamos a la Escuela RACC de Conducción Segura con nuestros fans de Facebook

El pasado sábado y acompañados de un gran grupo de nuestros fans en Facebook, nos desplazamos hasta el Circuito de la Escuela RACC para realizar un Curso de Conducción Segura.

Además de pasarlo muy bien y de liberar adrenalina a raudales, aprendimos nuevas técnicas muy útiles para la conducción cotidiana. Y es que los cursos del RACC, constan de una serie de ejercicios independientes en los que se reproducen situaciones de riesgo habituales en la conducción y enseñan su prevención y solución correcta con el objetivo de evitar accidentes.

Al circuito acudió Ángel Lede, fan incondicional de Tibermotor Sur en Facebook y ganador del concurso de nuestro muro en el que sorteábamos un Curso de Conducción Segura en la Escuela RACC. Sabemos que Ángel es un Volvero de pura cepa, porque hizo un viaje relámpago desde Galicia a Madrid con su Volvo V60 ex profeso para realizar este curso. ¡Sí señor! Nos quitamos el sombrero Ángel.

La pregunta para participar en el concurso era muy fácil: ¿Hasta qué velocidad se activa el sistema auto colisión de Volvo, City Safety? La respuesta correcta era: El Sistema de Autocolisión de Volvo City Safety se activa hasta los 50 km/h.

 

Y es que, a parte del arsenal tecnológico al servicio de la conducción y de la seguridad que ofrecen los nuevos modelos de Volvo como el V40, como se puede comprobar en el siguiente vídeo,  en ocasiones es complicado controlar el vehículo con pavimento mojado y en situaciones adversas y de riesgo. Y es que, hay que tener en cuenta las expertas palabras con las que comienza introduciendo este curso nuestro monitor: “Ir a 50Km/h y realizar una frenada de emergencia tirando del freno de mano NO ES SABER CONDUCIR”:


En el vídeo se aprecia claramente lo deslizante que puede llegar a ser el piso mojado. Para hacerse una idea, hay que pensar que el agarre de la pista era similar al de una carretera con asfalto nevado. El ABS se hartó de funcionar durante todas las frenadas.

Sin embargo y para nuestro alivio en situaciones descontroladas y salidas de pista,  los extremos de la misma eran de asfalto seco y de gran agarre y el coche se quedaba clavado sin problemas. Después de terminar las pruebas en la pista deslizante, el instructor nos propuso hacer la misma frenada, pero en una zona lateral, con asfalto húmedo, para que viésemos la diferencia de frenada del coche. Y es en este momento, cuando de verdad apreciamos la extrema precisión en la frenada de los Volvo.

Si tú también estuviste en la Escuela RACC el pasado sábado, búscate en las fotos: