Conducir en primavera: cuidado con las alergias

Conducir en primavera: cuidado con las alergias

alergica al polenYa está aquí la primavera y, con ella, los pólenes…esa maldición estacional para una parte importante de la población. Claro, que la cosa se puede antojar peligrosa si sumamos alergia y volante (estornudos, picores en los ojos, la posible aparición del sueño cuando ingerimos determinados medicamentos…). Tanto por seguridad -nuestra, de los pasajeros de nuestro vehículo y del entorno- como por mejora de calidad de vida para la persona afectada de alergia, será bueno que mantener ciertas pautas de conducta.

Para empezar, es fundamental mantener limpio el interior del vehículo. Y es que, un coche con su habitáculo cuidado y limpio, permite rebajar la posible afección de síntomas tan desagradables como los estornudos o el picor de ojos. Sería ideal realizar una limpieza, al menos, una vez por semana y hacerla utilizando productos naturales, sin olores demasiado penetrantes -en realidad y en principio, sería suficiente con un trapo empapado en agua tibia-.En todo caso, sería bueno tener en cuenta que el picor de nariz produce más de 5 estornudos por minuto, que cada estornudo equivale a 2/3 segundos y qué en una sucesión de 20 estornudos, en un coche a 120 km/h, supone recorrer unos 660 metros casi sin control del conductor. Sabido esto, y si eres alérgico, quizás deberías poner en práctica Filtros multifuncionales de Volvolas fáciles, prácticas y útiles actuaciones que te indicamos:

  1. No te automediques. Lo mejor, y más seguro, es siempre consultar al médico… sobre todo si notas que los síntomas son muy repetitivos y que desaparecen con la lluvia.
  2. Advierte a tu médico que eres conductor para que, de este modo, pueda recetarte un tratamiento poco o nada sedativo que te permita conducir con las mayores garantías posibles.
  3. En caso de tener que medicarse, mejor comenzar el tratamiento 2 ó 3 días antes de iniciar un viaje. De este modo, nuestro organismo tendrá más tiempo para adaptarse.
  4. A ser posible, mejor evitar los viajes al amanecer (hay mayor concentración de polen que durante las horas centrales del día) y las zonas húmedas, donde hay mayor concentración de pólenes.
  5. Viajar con las ventanillas del coche subidas y utilizar el aire acondicionado del vehículo, si lo tuviera y si estuviera equipado con Alergia al polenfiltros de polen.
  6. Utilizar gafas de sol. De este modo, se minizarán el picor y los efectos del lagrimeo, al entrar menos polen en los ojos.
  7. No mezclar alcohol y medicamentos, puesto que se potenciaría la somnolencia y los efectos sedantes.
  8. Antes de salir, no estaría de más informarse del nivel de pólenes que encontraremos en nuestro destino. Para ello, la web de la Sociedad Española de Aerobiología (polenes.com) resultará de mucha utilidad.

El CZIP  de Volvo (Filtrado del aire – Clean Zone Interior Package) incluye una serie de modificaciones que eliminan todavía más sustancias alérgenas y asmógenas en el habitáculo del coche. Puedes pedir cita para cambiar el filtro de polen de tu coche en Tibermotor.