¿Cómo colocar correctamente la sillita del niño en el coche?

¿Cómo colocar correctamente la sillita del niño en el coche?

Cada cuatro días un niño pierde la vida en un accidente de tráfico. La Asociación Española de Pediatría señala los accidentes de tráfico como la principal causa de mortalidad infantil.
Entonces, la pregunta lógica que cabe hacerse es: Si más del 90% de los niños viaja en su sistema de retención infantil (SRI), ¿por qué se produce este alto número de víctimas?

Una de las claves principales a tener en cuenta para responder la anterior cuestión, es si estamos instalando correctamente (según indicaciones de cada fabricante y en el sentido correcto a la marcha) la silla donde viaja el niño. De los resultados obtenidos en las pruebas de impacto realizadas en el último estudio del RACE, extraemos un consejo de seguridad vial claro: una silla del grupo I orientada en sentido inverso a la marcha reduce los riesgos de lesiones en un 75%.

Por intervalo de edades, las recomendaciones de cómo deben viajar los niños en el coche serían las siguientes:

Bebés de 0 a 2 Años:

– De 0 a 9 meses el niño debe estar sentado en una silla de seguridad en el asiento anterior, en sentido inverso a la marcha y sujeto con el cinturón de seguridad.
– Después de los 9 meses y hasta los 3 años deberá ir sentado en su silla en el asiento posterior y con el cinturón de seguridad siempre puesto.
– De 3 a 12 años irá sentado en asientos traseros con cojines elevadores (con respaldo para menores de 6 años) y con el cinturón de seguridad puesto.
– Jamás debe llevarse al niño en brazos en la parte delantera del coche.

Niños de 2 a 6 Años
En estas edades los niños siempre se sentarán en los asientos posteriores.

– Antes de los 4-5 años de edad el niño deberá ir en su silla con el cinturón de seguridad puesto.
– A partir de los 5 años irá sentado sobre un cojín y también llevará puesto el cinturón de seguridad.
– Es fundamental enseñar al niño a que se baje de los vehículos siempre por las puertas más cercanas a la acera.
– En el coche, los niños deben ir sentados. No es el sitio adecuado para saltar.
– También es recomendable el uso del seguro para niños en las puertas traseras de los coches.

 

En los dos siguientes vídeos de crash test de impactos dinámicos a 64 km/h, realizados con una silla grupo I (de 9 hasta 18 kilos) situada en la plaza trasera, detrás del puesto del copiloto, y utilizando un muñeco “dummy” que simula un niño de 18 meses, las conclusiones obtenidas son:

En el impacto  en sentido de la marcha, la cabeza del niño se desplaza hacia delante tirando del cuello, sometiendo a éste a una gran tensión al intentar mantener la cabeza en posición. Este hecho puede estirar la médula espinal y el cráneo puede quedar desvinculado, pudiendo ocasionar la parálisis o muerte del niño.

Sin embargo, con el sistema de retención infantil instalado en sentido contrario de la marcha, estas zonas quedan mejor protegidas. En un impacto frontal con el dispositivo de retención infantil en sentido contrario de la marcha, las cargas puestas en juego se distribuyen de manera más homogénea en espalda, cabeza y cuello.

 

Vía guiainfantil.com y coches.com