Volvo presenta nuevos motores y caja de cambios

Volvo presenta nuevos motores y caja de cambios

Volvo presenta dos nuevos motores de 4 cilindros, un diésel con raíl común y un gasolina de inyección directa. Los motores Drive-E diésel abarcan desde 120 caballos hasta los 230, mientras que las versiones de gasolina empezarán desde los 140 caballos para llegar hasta los 300.

Tres motores Drive-E

Inicialmente, los nuevos S60, V60 y XC60 estarán disponibles con tres motores de la nueva familia de motores: el T6 gasolina de 306 CV, el T5 de 245 CV y el turbo diésel D4 con 181 CV. Una nueva caja de cambios automática de 8 velocidades contribuye a una conducción más refinada y a una excelente economía de combustible. El T5 y D4 también están disponibles en los nuevos Volvo V70, XC70 y S80.

El diésel implanta la tecnología i-Art de primicia mundial. Mediante la realimentación de presión de cada inyector de combustible en lugar de utilizar un único sensor de presión tradicional en un raíl común, i-Art permite controlar y adaptar continuamente la inyección de combustible por combustión en cada uno de los cuatro cilindros.

Cada inyector lleva un pequeño ordenador en la parte superior, que controla la presión de inyección. Con esta información, el sistema autoadaptable i-Art, asegura que se inyecte la cantidad ideal de combustible durante cada ciclo de combustión.

Respecto a los motores de gasolina, usando el sobrealimentador para llenar el par final inferior, se da al motor una sensación de aspiración natural. El compresor acoplado mecánicamente comienza a funcionar inmediatamente a bajas revoluciones, mientras que el turbo entra en acción cuando se crea el flujo de aire.

Nueva caja de cambios

Para ofrecer una capacidad de conducción sensible, suave y un bajo consumo de combustible, los motores van equipados con una nueva caja de cambios automática de ocho velocidades o con una caja manual de seis velocidades mejorada para ofrecer una mejor economía de combustible.

 

“Los V8 son dinosaurios:

Crearemos motores más pequeños y más inteligentes, con tanta potencia que los V8 parecerán dinosaurios. Nuestros motores de cuatro cilindros ofrecerán un rendimiento mayor que el de las unidades actuales de seis cilindros y un consumo de combustible menor que el de la presente generación de cuatro cilindros. Además, la electrificación nos devolverá a las cifras de potencia del territorio de los V8 actuales”, comenta Derek Crabb.
Los motores se construirán en la fábrica de alta tecnología del grupo Volvo Car en Skövde, Suecia.”

Fuentes: volvocars.com, elmundo.es