Volvo, más de 80 años al servicio de la SEGURIDAD

Volvo, más de 80 años al servicio de la SEGURIDAD

¿A que a ti también te ocurre? Cuando estás teniendo la típica conversación de coches con un amigo y alguno de los dos pronuncia las “palabras mágicas” SEGURIDAD o FIABILIDAD, ¿A que de forma automática te viene a la cabeza la marca Volvo?

Y es que Volvo Car Corporation se ha ganado esta fama a pulso. Lo que se ve hoy es el resultado del esfuerzo colectivo de varias generaciones de ingenieros de Volvo que llevan trabajando más de 80 años al servicio de la seguridad. Sin ir más lejos, en 1959 Volvo sentó un precedente gracias a la implementación universal del cinturón de seguridad con sistema de tres puntos de anclaje.

El cinturón de seguridad es, sin duda, el sistema de seguridad pasiva que más vidas ha salvado en la historia de la conducción, evitando 100.000 muertes al año. El primer vehículo de la historia equipado con cinturón de seguridad, fue precisamente el Volvo PV544: un 13 de agosto de 1959, en un concesionario de Kristianstad.

 

En la actualidad, Volvo Car está inmerso en el desarrollo de tecnologías de seguridad con las que se propone que en ninguno de sus coches nuevos en el año 2020 haya muertos o heridos graves. Para ello, trabaja de forma intensa aspectos de la seguridad pasiva de todos sus vehículos. La seguridad pasiva se ocupa de aquellos elementos que reducen al mínimo los daños que se pueden producir cuando el accidente es inevitable y van desde el diseño de la carrocería hasta el cinturón de seguridad, pasando por el reposacabezas, los airbags o los dispositivos de seguridad para niños.

De una forma gráfica y fijándonos en qué ocurriría en caso de colisión frontal con cualquiera de los nuevos modelos de Volvo, la estructura cedería para ayudar a absorber la energía del impacto, mientras los refuerzos de acero longitudinales de las puertas contribuirían a dispersar dicha energía desde la parte delantera hacia la parte trasera del vehículo. El compacto tren de potencia está diseñado para optimizar la deformación.

 

Dentro del automóvil, los cinturones de seguridad interaccionan con la columna de dirección plegable y con los airbags de dos etapas para mantener a los ocupantes fuera de peligro. El recorrido de la fuerza en caso de una colisión frontal sería el siguiente:

  1. Viga del parachoques con caja de impacto
  2. Largueros delanteros
  3. Largueros delanteros superiores
  4. Vigas transversales, tablero intermedio
  5. Tubo transversal, cuadro de instrumentos
  6. Sub-bastidor (subframe)
  7. Montantes A – barras de puerta -largueros de caja, techo
Y es que los vehículos Volvo no son los más seguros del mundo porque incorporen el mayor número de airbags del mercado (probablemente no sea así), sino por cómo interaccionan las distintas tecnologías de seguridad para proteger a los ocupantes.

Vigueta deformación Volvo

 

Además, en caso de colisión frontal, gracias a que la vigueta de deformación de los Volvo (imagen derecha, en rojo) tiene un punto de choque equivalente a la viga y las zonas de deformación del vehículo contrario, los elementos del sistema de seguridad de dicho vehículo (airbags y tensores de cinturón de seguridad) se activarían, minimizando las lesiones de sus ocupantes.

 

 

En supuesto caso de vuelco, la extremadamente robusta estructura y el techo reforzado de los Volvo contribuirán a proteger a los ocupantes, mientras que los cinturones de seguridad ayudarán a mantenerlos sujetos en sus asientos. Si el automóvil hubiese sido golpeado primero por un lateral, el airbag de techo lateral se despliega para proteger las cabezas de los ocupantes y contribuir a mantenerlos dentro del habitáculo.

En un impacto trasero las zonas de deformación traseras contribuirán a absorber la energía de la colisión. El depósito de combustible está diseñado para permanecer bien protegido delante del eje trasero. Los reposacabezas protegen cuello y espalda, y el Sistema de Protección contra Latigazos Cervica- les, WHIPS, exclusivo de Volvo protege a los ocupantes de los asientos delanteros de manera controlada para evitar lesiones cervicales.

 

En un impacto lateral el Sistema de Protección contra Impactos Laterales, SIPS, exclusivo de Volvo ayuda a proteger a los ocupantes. La estructura del lateral y la puerta son extremadamente resistentes y están diseñadas para tolerar un impacto lateral severo, incluso con un vehículo más grande.

Los airbags laterales de doble cámara de los asientos delanteros contribuyen a proteger el pecho y la cadera, mientras que el airbag de techo lateral añade protección para la cabeza.

 

En el siguiente vídeo de crash test del Volvo XC60, se ve cómo efectivamente todos los sistemas de seguridad de Volvo descritos más arriba, funcionan a la perfección y son capaces de salvar vidas incluso en las colisiones más agresivas y violentas:

 

Volvo siempre ha sido sinónimo de seguridad,  es una de sus sanas obsesiones, eso y la robustez.

Te invitamos a que vengas a probar cualquier modelo de Volvo a nuestros concesionarios de Madrid o Getafe.