Las ventajas de conducir a más revoluciones

Las ventajas de conducir a más revoluciones

Cuántas veces hemos oído que debemos acostumbrarnos a una conducción eficiente para ahorrar combustible ¡Muchas! Pero hay algunas situaciones en las que es conveniente revolucionar el motor. Te las contamos.

captura-de-pantalla-2016-12-12-a-las-10-57-30

En teoría, debemos conducir en marchas largas siempre que sea posible, es decir, debemos revolucionar el coche lo menos posible. Esa era una regla de oro, pero ya no, no siempre es positivo conducir a pocas revoluciones.

Un motor de gasolina no debería girar, salvo en primera y en segunda, a menos de 1500 revoluciones por minuto. Con los diésel es un poco diferente,  alrededor de 1300 revoluciones por minuto.

Como en todos los casos, depende de tu coche, hay que probar. Por ejemplo, si vas en 5ª marcha en tu coche diésel y este no llega a las 1000 revoluciones, lo mejor será reducir marcha y poner 4ª.

Cuando la velocidad es constante, como en autopistas, esto no es necesario, puedes ir en marchas largas y con pocas revoluciones, ya que la propia inercia hace parte del trabajo y el motor no se fuerza. En el caso de la ciudad es diferente.

Interior

Alguna de las averías que te puedes encontrar por no revolucionar mucho el coche son estas:

  • Turbo: El exceso de carbonilla agarrota los mecanismos del turbo
  • Junta de la culata: Con el acelerador casi a fondo, la temperatura de la cámara de combustión aumenta y la junta de la culata puede fallar o deformarse.
  • Cilindros: Desgaste por fricción y más temperatura
  • Filtro antipartículas: Los filtros se taponan por el exceso de hollín, se aumenta el consumo de combustible… Será necesario limpiarlo o cambiarlo.
  • Válvula EGR: Se encarga de la recirculación de gases y se obstruye si se conduce siempre a pocas revoluciones.

¿Cuándo podemos revolucionar el coche?

Todos los problemas de los que hablamos suceden, sobre todo, por la suciedad que se acumula al revolucionar poco el coche, por eso es bueno aprovechar algunas ocasiones para revolucionarlo de manera momentánea y así eliminar el exceso de carbonilla:

  • Adelantamientos: Bajando una marcha y subiendo el cuentarrevoluciones.
  • Subiendo un puerto: Si en una pendiente el coche no puede mantener los 120km/h, no queda otra que reducir y subir las revolcuiones. Esto servirá para regenerar el filtro manualmente, en caso contario, ahogaríamos el motor.
  • Bajando una pendiente: Aparte de eliminar suciedad, nos ayuda a preservar las pastillas de frenos.
  • Incorporaciones a la autopista:  Otra buena oportunidad para revolucionar el coche unos metros.
  • En autovía: Conviene circular unos 15 min con el coche revolucionado en carretera, para eliminar un poco de suciedad y mantener el motor con salud.

En cualquier caso, en Tibermotor tenemos la solución a cualquiera de estos problemas. Si la conducción de tu coche ha derivado en alguna de estas averías, disponemos de servicio de mecánica con captura-de-pantalla-2016-12-12-a-las-11-28-08el que podremos poner tu coche de nuevo a punto. Lo mismo en el caso de recambios, no olvidéis que tenemos servicio de recambios originales, para que tu Volvo siempre esté como el primer día.

Ante cualquier duda, siempre podéis poneros en contacto con nosotros (pincha aquí), estaremos encantados de ayudaros.