¿Alguna vez te has preguntado cómo se repara una gran colisión?

¿Alguna vez te has preguntado cómo se repara una gran colisión?

La carrocería es una parte fundamental del vehículo y tenemos que dejarla en manos seguras. Por eso, si necesitas una reparación,  tienes derecho a exigir un taller de carrocería y pintura, de la marca oficial de tu coche, a tu compañía aseguradora.

Sólo así tu vehículo conservará la totalidad e integridad de sus características tras una reparación por colisión, preservando la seguridad y calidad originales de tu coche.

 

Los vehículos Volvo están integrados con distintos tipos de aceros y vigas de deformación cuya finalidad principal es la de minimizar al máximo las lesiones de los ocupantes del vehículo contrario en caso de colisión. El vehículo se divide en tres secciones, frontal, lateral y trasera y cada una de ellas se comporta de una manera diferente en caso de colisión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En las siguientes líneas te vamos a mostrar cómo un C70 que ha entrado en nuestras instalaciones con un gran golpe frontal se ha conseguido reparar y entregar al cliente en las máximas de seguridad y la garantía de reparación de Volvo.

El C70 que vemos en la imagen partió el eje trasero del camión contra el que se “empotró” literalmente. A pesar del fuerte impacto, el conductor no sufrió lesión alguna.

 



 

 

 

 

 

 

El vehículo aguantó y mantuvo intacta la estructura del chasis. Después del fuerte impacto las puertas seguían abriendo y cerrando perfectamente. Y esto es lo más importante, que el habitáculo del conductor quedó totalmente protegido.

 

Y es que la disposición de la sección frontal de los Volvo, está preparada para  poder deformarse en caso de colisión absorviendo toda la energía del impacto y salvaguardando el chasis y la estructura del vehículo:

Pero sin duda donde mejor se observa cómo un Volvo C70 es capaz de soportar estoicamente un agresivo impacto frontal, manteniendo indeformable el habitáculo del conductor y protegiendo al resto de pasajeros, es en el siguiente vídeo-CrashTest:

 

 

La conclusión que sacamos de este accidente, es que la deportividad y el diseño de un vehículo no tienen por qué estar reñidos con su seguridad y fiabilidad, y menos tratándose de un Volvo, ¿No te parece?